Los juguetes solos no bastan para estimular el desarrollo de las niñas y los niños.

1
2
3
4

Todo lo que la niña o niño aprende, lo aprende jugando...

Jugando aprende a conocerse a sí mismo, a descubrir sus capacidades y preferencias, a desarrollar poco a poco las facultades de su cuerpo y de su mente. Jugando aprende a conocer y explorar el mundo y la naturaleza. Jugando aprende a entenderse con la gente; a comprender las relaciones entre el mismo, el mundo y la sociedad... el juego es el centro de la infancia; es la actividad esencial en el niño, porque solo jugando puede alcanzar la plenitud de su propio desarrollo...

Además de proporcionarle la oportunidad de desarrollar todas sus facultades físicas, mentales e intelectuales, el juego le proporciona replicas en miniatura del mundo real, y le permite asumir y ejercer en su imaginación las funciones y roles del adulto, en lo que constituye una preparación insustituible para la vida...

 

Por esta razón la  niña o niño disfruta y necesita tanto los juegos...   

En los juegos de imitación de la vida el niño encuentra oportunidades  valiosas de aprendizaje emocional, en el experimenta conflictos, frustraciones, rabias y penas; experimenta también logros y satisfacciones; ejercita la perseverancia; aprende a reconocer el sentimiento ajeno y desarrolla la empatía; expresa sus propios sentimientos y valida los ajenos... Desarrolla, en fin, todo aquello que hoy llaman inteligencia emocional...

El juego es esencial:

 

  • Para que el cerebro del niño termine de formarse bien

  • Para que la inteligencia del niño se desarrolle plenamente

  • Para que la comunicación afectiva entre padres e hijos sea fuerte y sana

  • Para que el amor entre padres e hijos se fortalezca cada día más

  • Para que el niño crezca con una personalidad sana y equilibrada

  • Para que el niño se integre a la sociedad y aprenda a convivir en ella

  • Para que el niño tenga una sana vida afectiva

  • Para que el niño se prepare para asumir los roles y funciones propios de la vida adulta

Tomado del "Taller de Habilidades Parentales"

Publicado por la Fundación Carvajal y el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar

Autores: María Eugenia Carvajal de Guerrero y María Lucia Cabal de Posada. ISBN 958-9224-70-9

  • gmail
  • YouTube
  • Instagram
  • Facebook icono social

Todos los derechos reservados a Alianza por la Buena Crianza 2020 .Desarrollado y construido por Brayan Manchola.